¿Cómo mejorar la productividad de tus empleados? Prácticas de conciliación

Estamos acostumbrados a escuchar la palabra conciliación ligada siempre a la mujer y, sobre todo, vinculada al cuidado de los hijos. Sin embargo, conciliar es también atender a los mayores de la familia o, simplemente, dedicar tiempo a nuestra vida personal. Y eso es algo dirigido a todos, tanto si eres hombre como mujer.

 

Conciliación, la llaaaaaaave del éxito

Si tus empleados concilian, se sentirán felices (mucho más que con una subida de sueldo, pero con un horario excesivamente largo) y, de esa manera, trabajarán mejor y tu productividad crecerá. Como puedes ver, son todo ventajas. Por eso, desde Albenture te proponemos seguir estas pautas:

-Implanta la regla del 8-8-8: 8 horas para trabajar, 8 para tiempo libre y otras 8 para dormir. El cerebro humano se colapsa con más de 8 horas de trabajo. Si tus empleados permanecen en la oficina 9 ó 10 horas, puedes estar seguro de que, aunque ellos no quieran, estarán perdiendo el tiempo porque su cuerpo no da para más.

-Flexibiliza horarios y lugar de trabajo, es decir, mide a tus empleados por los resultados que obtienen, no por sus horas de presencia en la oficina.

-Ofrece y facilita el acceso de tus empleados con cargas familiares a servicios de apoyo. Nos referimos a todos aquellos que conviven con personas dependientes y a la conveniencia de contar con guardería en la empresa u ofrecer descuentos e información para guarderías cercanas…

-Facilita la ampliación de los permisos legales para cuidar a familiares dependientes. En un principio, puede parecerte que supone un incremento del gasto, pero, a la larga, ahorrarás ¿Cómo? Retendrás el talento y no tendrás que gastar tiempo y recursos económicos en buscar personal que reemplace a esos trabajadores que, por un motivo u otro, se ven obligados a dejar su puesto de trabajo.

 

Beneficios de poner en marcha políticas de conciliación

-Fidelización del talento y, por tanto, compromiso de los trabajadores con la empresa.

-Salud para ti y tus empleados. La conciliación hace milagros en la reducción del estrés. Por tanto, desaparecen los pocos productivos agobios y la competitividad insana. Además, las relaciones mejoran y se reduce el absentismo.

-Aumento de la motivación y la creatividad. La conciliación trae satisfacción a la vida de tus empleados, una sensación que favorece el entusiasmo y la generación de ideas.

-Mejora de tu reputación. Si eres partidario de la conciliación estás transmitiendo una imagen de empresario comprometido con el bienestar de los tuyos, en particular y, de la sociedad, en general. Ni que decir tiene que, de esta forma, marcarás la más positiva de las diferencias con tu competencia.

Una vez leído este contenido ¡recuerda! una empresa feliz es una empresa exitosa. Esto es algo que Albenture sabe bien, por lo que estamos a tu disposición para ayudarte a alcanzar tus metas.

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *