Superar el déficit de aptitudes de los empleados con programas de formación

La falta de coincidencia entre lo que buscan las empresas y lo que ofrecen los candidatos, hace que España tenga alrededor de 73.000 puestos de trabajo sin cubrir, a pesar de los niveles de desempleo que existen. Una manera de solucionarlo es superar el déficit de aptitudes de los empleados con programas de formación ofrecidos por las empresas.

Existen miles de vacantes en Europa por falta de candidatos apropiados, por lo que este no es un problema único de España, en Estados Unidos por ejemplo, la situación es similar. El déficit de cualificación y habilidades, a veces tan sencillas como hablar en público, hacen que en nuestro país el mercado laboral esté lleno de agujeros por el que se escapan las oportunidades de empleo para miles de trabajadores.

Este déficit viene desde los cimientos de un sistema educativo y formativo que hace tiempo que no funciona en España y que, con el tiempo, se convierte en un grave problema a nivel de formación cuando la persona accede al mercado laboral. Una solución para solventar estas carencias son los programas de formación de las empresas para poder superar el déficit de aptitudes.

Programas de formación para trabajadores ocupados

xxxxxxx

Empleados atentos en un curso de formación

Son varios los organismos que ofrecen subvenciones a las empresas. Así, los trabajadores pueden acceder a los programas formativos y mejorar sus competencias y habilidades, lo que revierte en el desarrollo personal de los mismos y facilita la promoción profesional. Algunos de esos organismos son, por ejemplo, las organizaciones sindicales -que suelen contar con estas subvenciones para ofrecer la formación complementaria de forma gratuita-.

Si eres una empresa y quieres acceder a alguno de estos programas, el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) ofrece la posibilidad de diseñar el plan de formación de tu empresa. Ellos te guían durante todo el proceso, desde la detección de necesidades hasta la valoración del impacto.

¿Cómo debe ser la formación?

Pero para que los programas de formación resulten efectivos, la formación debe ser eminentemente práctica y aplicable de forma directa a las actividades de la empresa. Es decir, es importante fijarse en las necesidades inmediatas de la compañía. Por ejemplo, la mayoría de las veces, a los empleados se les facilita material tecnológico, sin impartirles la formación adecuada para poder sacarle todo el partido posible. En este caso, una formación diseñada a medida hará que el trabajador adquiera los conocimientos necesarios para ser más productivo, algo que revierte en ambos -el empleado y la empresa-.

Los planes formativos pueden realizarse de varias formas. A nivel interno con formación online e, incluso, las diferentes empresas de formación o universidades pueden impartir cursos en la propia compañía -todo depende de las necesidades-. Esto es algo que, desde Albenture, te ayudamos a gestionar y desarrollar para optimizar los recursos disponibles.

 

 

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *